Factores de Riesgo para Infección Después de una Biopsia de Próstata

Una pregunta que suscita preocupación entre los urólogos de todo el mundo es por qué la tasa de infección después de las biopsias de próstata está aumentando. Como con muchos cánceres, una biopsia se realiza típicamente para confirmar y más exactamente diagnosticar el cáncer. Más de 1 millón de hombres en los Estados Unidos se someterán a una biopsia de próstata. Se han realizado estudios para determinar qué procedimientos conducen a infecciones específicas y cómo pueden reducirse o eliminarse.

¿Qué es un TRUS?

12 muestras de tejido central de la próstata tomadas a través de la pared rectal. Generalmente se realiza de forma ambulatoria, la TRUS se ha considerado segura. Pero en los últimos años, la tasa de infección y las complicaciones después de una TRUS han ido en aumento.

Después de una TRUS es común tener algún sangrado o molestia , incluso dolor.2 Las complicaciones más serias pueden ser simples infecciones del tracto urinario, fiebres, infecciones que alcanzan el corazón y el sistema nervioso hasta la sepsis completa (complicaciones severas de la infección). Los resultados de TRUS sugieren que una cuarta parte de las personas que se someten a él recibirán un diagnóstico de cáncer de próstata, una tercera parte experimentará síntomas o complicaciones posteriores a la biopsia y un 4% requerirá hospitalización en un plazo de 30 días. Estos resultados colectivos han ido en aumento en los últimos años.

Factores de riesgo de infección

Los estudios están investigando si los factores de riesgo para la infección se debieron al procedimiento específico de TRUS o si las condiciones comórbidas , como diabetes o un historial de infecciones del tracto urinario (UTIs), tuvieron un impacto. En diferentes países, actualmente se emplean diversas medidas preventivas para reducir la tasa de infección post-biopsia. Algunos médicos prescriben medicamentos antibióticos orales, fluoroquinolona o cefalosporina, el día antes de una TRUS. Esta práctica se debe a que el organismo más común que se encuentra con infecciones es el e. coli. Sin embargo, en años recientes, los estudios revelaron que las cepas bacterianas eran resistentes a los medicamentos estándar, lo que significa una mayor resistencia a los antibióticos.3 Los expertos en enfermedades infecciosas han estado revisando enfoques alternativos que podrían prevenir las infecciones posteriores a la biopsia.

Cambio de directrices

Para reducir el riesgo de muerte e infección por el diagnóstico del cáncer de próstata, se han revisado las pautas de la American Urological Association (AUA). El examen de rutina se recomienda ahora para los hombres de 55 a 69 años de edad. El examen PSA puede identificar el cáncer de próstata, pero el riesgo de complicaciones de una biopsia, combinado con una mayor detección y sobretratamiento de la enfermedad indolente (no activa) puede resultar en problemas médicos peores.

La biopsia sigue siendo una herramienta de diagnóstico apropiada para los pacientes más jóvenes y para aquellos con enfermedad localizada grave. Los expertos en los EE.UU. y en el extranjero están de acuerdo en que para los casos de rutina debe haber una evaluación de los riesgos individuales de los pacientes. Se deben considerar los riesgos de la biopsia, la posibilidad de muerte por cáncer de próstata o los efectos de su tratamiento.2

Enfoque alternativo a las biopsias

Otro enfoque para la biopsia de próstata también se está llevando a cabo en Australia. El abordaje transperineal entra en la próstata a través del perineo (la piel detrás de los testículos) en lugar del recto. Esto reduce la exposición a las bacterias resistentes a los antibióticos que pueden colonizar el área fecal. En Australia, este método ha resultado en una disminución de la tasa de infección post biopsia. Los resultados de estudios realizados en España, Suecia y Estados Unidos coinciden en que se necesitan nuevos enfoques y mejores prevenciones para promover la salud de los hombres que pueden tener cáncer de próstata. Algunos usan antibióticos de mayor duración, algunos enemas limpiadores (que no han demostrado ser efectivos) y se está trabajando en el uso de geles bactericidas tópicos durante el procedimiento de biopsia para crear barreras contra las bacterias dañinas.

Para aquellos hombres que requieran cirugía o radiación porque tienen un nivel de PSA superior a 100 o cáncer de próstata que haya sido detectado por medio de un examen o exploración, las biopsias no deberían ser necesarias. Según investigadores suecos, incluso con técnicas mejoradas y protocolos de reducción de infecciones, la reducción del número de biopsias innecesarias mejorará en sí misma las tasas de infección, reducirá las complicaciones y eliminará los tratamientos innecesarios para condiciones indolentes.