Lidiando con los Bochornos

¿Qué causa los sofocos en los hombres?

Los hombres que han recibido terapia hormonal para el cáncer de próstata, específicamente la terapia de privación de andrógenos (ADT), pueden experimentar bochornos como un efecto secundario de este tratamiento. La terapia hormonal se puede utilizar con radioterapia para aumentar su efecto, o se puede utilizar a más largo plazo para tratamiento del cáncer de próstata avanzado . La terapia hormonal generalmente se realiza mediante inyecciones que reducen la producción de testosterona o bloquean los efectos de la testosterona sobre los tejidos. Las terapias hormonales comunes utilizadas incluyen leuprolida (Lupron), goserelina (Zoladex), y bicalutamida (Casodex).

De acuerdo con la investigación de varios estudios, el 70%-80% de los hombres que reciben terapia hormonal experimentan bochornos >.1 La baja testosterona producida por la terapia causa esto, pero los científicos no saben exactamente cómo la reducción de la testosterona resulta en bochornos. La mayoría de las investigaciones apuntan al centro de control térmico en la parte del cerebro conocida como el hipotálamo.2 La manera normal en que el sistema nervioso envía señales en nuestro centro de control térmico se ve interrumpida por el repentino desequilibrio hormonal causado por la ADT.

¿Cómo se sienten los sofocos?

Los hombres y las mujeres describen los sofocos de la misma manera. Los sofocos se describen como una sensación repentina de calor o sofoco que es más intensa sobre la cabeza y el tronco, a menudo acompañada de enrojecimiento visible de la piel y sudoración. Los sofocos son más comunes en la noche. Suelen ser breves, con un promedio de cuatro minutos, pero a menudo dejan una sensación de sudor frío a medida que su centro de control térmico se va ajustando. Los destellos pueden ser poco frecuentes y leves o bastante molestos, y a veces ocurren de 6 a 10 veces al día. Algunas personas reportan ansiedad, palpitaciones cardíacas o irritabilidad junto con los bochornos.1

Los hombres que desarrollan destellos durante la terapia hormonal temporal generalmente se recuperan a los tres o cuatro meses de suspender el tratamiento. Si usted tiene cáncer de próstata avanzado y está en ADT permanente, su médico puede decirle que usted superará los sofocos, pero la mayoría de los hombres no lo hacen. En un estudio, más del 40% de los hombres todavía tenían sofocos después de más de 8 años de tratamiento.2 En otro estudio, el 72% de los pacientes dijeron que los sofocos interferían con el sueño y el 59% informaron que interferían con la capacidad de disfrutar de la vida .3

Tratamientos y medicamentos

Los hombres con cáncer de próstata no pueden tomar testosterona, pero se les pueden administrar hormonas femeninas para ayudar a controlar mejor los sofocos. En un estudio, el 83% de los hombres que recibieron estradiol (un estrógeno) reportaron alivio. Desafortunadamente, este ensayo no examinó los efectos a largo plazo que podrían incluir efectos secundarios cardiovasculares .2 Además, más del 40% de los hombres en este estudio experimentaron hinchazón o sensibilidad en los senos como un efecto secundario de la terapia de estrógeno.3 Estudios similares de hombres a los que se les administró progesterona (otra hormona femenina) reportaron reducciones del 80% al 90% en los bochornos. En estos estudios, los efectos secundarios incluyeron hinchazón y aumento de peso.1

Otros estudios han utilizado antidepresivos, en particular, los de la clase de los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS) en hombres y mujeres con sofocos. Estos parecen ser bien tolerados, disminuyen el número de bochornos y pueden tener menos efectos secundarios que la terapia hormonal adicional.3

Consejos para lidiar con los sofocos:

  • Use un ventilador o aire acondicionado para mantener su habitación a una temperatura más fresca
  • Use ropa en capas para que pueda quitarse una capa cuando se sobrecaliente
  • Use ropa interior y ropa hecha de fibras naturales (algodón, bambú) en lugar de fibras sintéticas
  • .

  • Tome una ducha o un baño usando agua tibia en lugar de agua caliente
  • Si suda mucho mientras duerme, ponga una toalla en su cama
  • Use una almohadilla de enfriamiento para ayudarlo a mantenerse fresco
  • Beba alcohol con moderación, el alcohol afecta negativamente el centro de control térmico de su cuerpo
  • Ponga una toalla húmeda en el congelador y envuélvase alrededor de su cuello cuando esté experimentando un sofoco

¿Ha encontrado algo que funcione bien para ayudarle a lidiar con los sofocos? Háganos saber en comentarios!