Una investigación muestra que el cáncer es más mortal que la enfermedad cardiaca

¿Qué muestran los datos?

En un estudio financiado por el Instituto Nacional de Salud de las Minorías y Disparidad en la Salud, los investigadores analizaron los registros de defunción en los EE. UU. entre 2003 y 2015 de todos los adultos de 25 años o más. También consideraron el ingreso familiar promedio por condado como una forma de medir el estatus socioeconómico. Los condados del grupo de ingresos más bajos tenían un ingreso promedio de $31,959, mientras que los condados del grupo de ingresos más altos tenían un ingreso promedio de $63,360.1

.

Mientras que la enfermedad cardiaca fue la causa principal de muerte en el 79% de los condados de EE.UU. en 2003, descendió a la causa principal de muerte en el 59% de los condados en 2015. El cáncer fue la principal causa de muerte en el 21% de los condados en 2003, y se convirtió en la principal causa de muerte en el 41% de los condados en 2015.1

Los cambios en la mortalidad no son los mismos para todos los niveles de ingresos

Sin embargo, las tasas de mortalidad por cáncer y enfermedades cardíacas difieren cuando se observan los niveles de ingresos. La enfermedad cardíaca es más probable que sea la causa de muerte en los condados de bajos ingresos. Además, los condados de bajos ingresos no han visto las mismas disminuciones en las tasas de mortalidad que se han visto en los condados de altos ingresos.1,2

La enfermedad cardíaca sigue siendo más alta en algunos grupos raciales

En los condados de ingresos más bajos, las enfermedades cardíacas seguían siendo la principal causa de muerte en todos los grupos raciales o étnicos. La transición de la enfermedad cardíaca al cáncer estaba ocurriendo más en los asiático-americanos, hispanos/latinos y blancos no hispanos. Las muertes de negros y de indígenas americanos/nativos de Alaska siguen siendo más propensas a ser debidas a enfermedades cardíacas.2

Las diferencias en los ingresos y en los niveles de educación pueden afectar la causa de la muerte

Los investigadores notaron la importancia de destacar las diferencias en los grupos socioeconómicos y étnicos. Ignorar estas diferencias podría hacer caso omiso de las necesidades de estos grupos y complicar aún más las disparidades de salud que existen. Los principales factores de riesgo para las enfermedades cardíacas, incluyendo fumar , obesidad , y diabetes , son más prevalentes en los grupos con niveles de educación más bajos.2